Saca el mejor partido a tus cremas

Saca el mejor partido a tus cremas

En ocasiones a pesar de utilizar tratamientos que son adecuados a nuestro tipo de piel y necesidades, no notamos los efectos deseados. Pero ¿por qué ocurre esto?

Normalmente se debe a que nuestra rutina de cuidado se centra en tratar sólo algunas necesidades de la piel, y muchas veces nos olvidamos de los dos pilares fundamentales para lucir una piel perfecta: la limpieza y la exfoliación.

Si la piel no está correctamente limpia, no dejamos actuar a los activos de nuestros tratamientos, haciendo que la suciedad continúe acumulándose en el poro. Por ello, no observamos mejoría.

La clave para que esto no suceda es realizar una rutina de belleza que incluya limpieza, exfoliación y tratamiento.

1.     Limpia. Utiliza productos de limpieza eficaces y delicados con la piel para lograr los mayores efectos de tu tratamiento posterior. Nosotros te recomendamos usar una solución micelar que sea respetuosa con la piel y que contenga micelas 100% naturales para limpiarla en profundidad y gran cantidad de vitamina C para frenar el envejecimiento y purificarla estimulando la formación de nuevo colágeno. Como nuestra Aqua Micelar de la línea Antiedad que además es hipoalergénica, sin parabenes y apta para todo tipo de pieles. 

2.     Exfolia tu piel. Es esencial para mejorar su aspecto ya que ayuda a que las células muertas de la superficie se desprendan con mayor facilidad, estimulando la regeneración en las capas más profundas y mejorando la textura y el tono de la piel notablemente.              ¿Qué notarás en tu piel con una exfoliación adecuada?  

  • Un tono más uniforme
  • Su superficie será más lisa y suave
  • Se difuminarán las marcas e imperfecciones  
  • Tu piel aceptará mejor la hidratación y los tratamientos cosméticos posteriores que penetrarán en mayor profundidad y serán más eficaces.

Lo ideal es que utilices un exfoliante con ácido glicólico, ya que éste ejerce un efecto peeling inmediato, dejando la piel suave y luminosa. Nuestro Radiant Instant Flash Peel Glycolic con textura gel, penetra perfectamente sin dejar sensación grasa en la piel y además contiene ácido hialurónico aportando hidratación y luminosidad a la misma.

Haz la exfoliación por las noches tras tu rutina de limpieza. Aplica un guisante de producto sobre tu rostro limpio y seco, dejándolo actuar toda la noche. ¡Notarás los resultados por la mañana!

3.    Por último, aplícate un tratamiento según tu tipo de piel.

Si tu piel es delicada y seca, lo mejor es que utilices cremas altamente nutritivas como la Crema Renovadora con AHA de Atashi Antiedad. Un tratamiento global antiedad que contiene células madre de Gardenia jasminoide que tiene el poder de incrementar la producción de colágeno y restaurar la matriz celular. Te encantará por su efecto renovador progresivo, porque hará que notes los efectos de la exfoliación y calmará tu piel y la sentirás más confortable gracias a su ingrediente estrella Dermosens.                                                              Su acción anti-edad se potencia por la acción de la creatine que ayuda a la reparación del ADN celular dañado tras la exposición a la radiación UV.

Si tienes la piel mixta, utiliza productos que te aporten hidratación sin sensación grasa como la Terapia de Hidratación Intensa de la línea Firmeza y Luminosidad.

Alterna estos tratamientos por las noches con tus productos habituales y notarás cómo se incrementa su efecto al tiempo que tu piel se verá más suave y radiante.

PRODUCTOS RELACIONADOS

SOLUCIÓN MICELAR

Purifica, refresca y tonifica

RADIANT SKIN ANTIFATIGUE FLASH PEEL GLICOLIC

Micropeeling iluminador

CREMA
RENOVADORA

Renovadora AHA Fruit Acids

2 Comments
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *